Fuerza (Kratos)
Violencia (Bía)
Hefesto
Prometeo
Coro de Oceánides.
Océano
Ío
Hermes

La Fuerza y el Poder son personajes alegóricos.

En la mitología griega, Cratos, era la pesonificación masculina de la fuerza y del poder. Era hijo del titán Palas y de Estigia, y formaba parte del séquito de Zeus junto a su hermano Zelo y sus hermanas Bía y Niké.
Participó en la lucha de los dioses contra los gigantes, y fue quien ayudó a Hefesto y a Bía a encadenar y cegar a Prometeo cuando éste fue sorprendido robando el fuego para los hombres.
Representa la concepción que los dramaturgos dan en torno a la abstracción.


En la mitologia griega Bía era la personificación femenina de la fuerza y la violencia. Era hija del titán Palas y de Estigia, y formaba parte del séquito de Zeus junto a sus hermanos Zelo y Cratos y su hermana Niké. Participó en la lucha de los dioses contra los gigantes, y fue la encargada, junto con Cratos y Hefesto, de encadenar y cegar a Prometeo, cuando éste fue sorprendido robando el fuego de los dioses para darlo a los hombres.
Junto a Némesis (la venganza) era adorada especialmente en la ciudad de Corinto, en cuya acrópolis (la Acrocorinto) había un templo dedicado a ella y a Ananké al que sin embargo no había costumbre de entrar.
Se le representaba como una mujer armada con una coraza y una maza en la mano, con la que mata a un niño.



En la mitología griega, Hefesto es el dios del fuego y la forja, así como de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia. Era adorado en todos los centros industriales y manufactureros de Grecia, especialmente en Atenas.Hefesto era hijo de Hera.
Hefesto era bastante feo, lisiado y cojo. Tanto es así, que caminaba con la ayuda de un palo y en algunas vasijas pintadas sus pies aparecen a veces del revés. En el arte, se le representa cojo, sudoroso, con la barba desaliñada y el pecho descubierto, inclinado sobre su yunque, a menudo trabajando en su fragua. La apariencia física de Hefesto indica arsenicosis, es decir, envenenamiento crónico por arsénico que provoca cojera y cáncer de piel. El arsénico se añadía al bronce para endurecerlo y la mayoría de los herreros de la Edad de Bronce habrían padecido esta enfermedad.


RUBENS_Vulcano[1].jpg





Prometeo era hijo de Jápeto y la oceánide Asia o de la también oceánide Clímene. Era hermano de Atlas, Epimeteo y Menecio, a los que superaba en astucia y engaños. No tenía miedo alguno a los dioses, y ridiculizó a Zeus y su poca perspicacia. Sin embargo, Esquilo afirmaba en su Prometeo encadenado que era hijo de Gea o Temis. Según una versión minoritaria, el gigante Eurimedonte violó a Hera cuando ésta era una niña y engendró a Prometeo, lo que causó la furia de Zeus.



prometeo_rubens.jpg

En las mitologías griega y romana las Oceánides, eran unas ninfas hijas de Oceáno y Tetis. Cada una de ellas estaba asociada a una fuente, estanque, río o lago. Eran hermanas de los Oceanidas (o Patamoi), dioses de los ríos.
En su Teogonia Hesiodo dice claramente que las oceánides son 3000, pero sin embargo nombra sólo a las 41 más antiguas:
Tuvo también una sagrada estirpe de hijas que por la tierra se encargan de la crianza de los hombres, en compañía del soberano Apolo y de los Rios y han recibido de Zeus este destino


Oceanides[1].jpg


En la antigüedad clasica Océano se refería al Oceano Mundial que los Griegos y romanos pensaban que era un enorme río que circundaba el mundo. Hablando con propiedad, era la corriente de agua marina del ecuador en la que flotaba el emisferio habitable.
En la mitologia griega este océano mundial era personificado como un titán, hijo de Urano y Gea. En los mosaicos helenísticos y romanos se representa con frecuencia a este Titán con el torso y brazos de un hombre musculoso con barba larga y cuernos (a menudo con pinzas de cangrejo), y con la parte inferior del cuerpo de una serpiente (compárese con Tifón).
Algunos estudiosos creen que originalmente Océano representaba a todos los cuerpos de agua salada, incluyendo el mar mediterráneo
y el Oceáno Atlántico, las dos mayores masas acuáticas conocidas por los antiguos griegos. Sin embargo, a medida que la geografía se hizo más precisa, Océano pasó a representar las aguas más desconocidas y extrañas del Atlántico (también llamado «Mar Océano»), mientras el recién llegado de una nueva generación, Poseidón, gobernaba el Mediterráneo.


450px-Pergamon_Museum_Berlin_2007034[1].jpg



En la Mitología griega Io era la doncella de Argos, hija de Ínaco, sacerdotisa de Hera, que fue amada por Zeus. Otra versión la hace hija de Yaso, rey de la ciudad.
Io tenia constantes sueños donde la habían advertido de que Zeus deseaba unirse a ella y tras consultar y obedecer los oráculos,Ínaco, su padre, la había expulsado y desde entonces se había transformado en ternera y había sido vigilada por Argos por orden de Hera hasta que éste murió, pero desde entonces seguía siendo constantemente picada por un tábano y caminaba errante por el mundo.


252px-Correggio_028c[1].jpg



En la Mitología griega Hermes es el Dios del Olimpo de las fronteras y los viajeros que las cruzan, de los pastores y las vacadas, de los oradores y el ingenio, de los literatos y poetas, del atletismo, de los pesos y medidas, de los inventos y el comercio en general, de la astucia de los ladrones y los mentirosos. El himno homerico a Hermes le invoca como el «de multiforme ingenio (polytropos), de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas, que muy pronto habría de hacer alarde de gloriosas hazañas ante los inmortales dioses.[]Hermes psicopompo (‘guía del alma’) se encargaba de llevar las almas recién muertas al Inframundo y el Hades. En el himno homérico a Deméter, Hermes guiaba a la Core, Persefone, de vuelta con Demeter.También llevaba los sueños a los mortales vivos.


hermes[1].jpg